La ciudad de Duchcov se extiende a unos 8 km de Teplice. Su nombre aparece por primera vez en el cartulario del monasterio de Osek, el Codexdamascus, del año 1240. 

En el siglo XIV Duchcov era una ciudad vasalla amurallada con tres puertas de entrada. En su recinto se encontraba la pequeña iglesia románica de San Jorge y el monasterio de las monjas dominicas. L

a existencia de Duchcov se menciona en el año 1380 en el manuscrito de avisos mortuorios durante la epidemia de peste. En el siglo XVI llega la familia noble de Lobkowitz y supuestamente por el casamiento de la viuda del último Lobkowitz de la rama de Duchcov, la ciudad pasa a ser patrimonio de la familia Wallenstein. 

Merece nuestra atención Jan Bedřich, futuro arzobispo de Praga e intelectual barroco quien consiguió una serie de privilegios para la ciudad. Se relacionaba con la élite intelectual de la Europa de su época. En aquellos tiempos había aquí ocho gremios de artesanos, dos hermandades religiosas y una asociación de fusileros.

En el año1785 llega a Duchcov, Giacomo Casanova, hombre culto e ilustrado para ocuparse de la biblioteca palaciega. Es la última morada de su vida aventurera donde escribe sus memorias que pronto se convierten en una obra sensacional que forma parte de la historia literaria de Europa.